lunes, 24 de febrero de 2014

La Noche Oscura del Alma.



La noche oscura del alma.

Ahora sí, lo entiendo. Sólo si has transitado por ese desierto sabes de qué estamos hablando.
Cuantos días y cuantas noches, de insomnio, cuantos días que parecían no terminar nunca.
Sólo cuando sabes que el dolor a la vida es insoportable, que nada en la tierra te ata. Y que tu corazón está muerto e inhabilitado para dar y recibir amor.

Cuando te sientes que no eres nada y que no hay ningún camino que recorrer.
Cuando el abismo es tu única mirada.
Sólo entonces sabrás de qué habló San Juan de la Cruz.
Cuando caminas por un desierto en la soledad del alma dolorida y calcinada.

Sólo entonces comprenderás, que es la noche oscura del alma.
Cuando camines sin Dios, sin esperanza, sin aliento, cuando arrastres los pies por que no te quedan fuerzas para caminar.

Cuando tu espalda se encorve por que no puedes más con el peso que soportas.
Sólo cuando veas en la noche negra y sin estrellas, que todo no puede ser más oscuro.
Grita al viento tu dolor y  aligera tu carga.

Y mira la negrura de la noche y cuando vuelvas a mirar…
Verás que rompe el alba y que la claridad del día abraza y despide a la noche.
Sólo entonces podré despedirme de mi noche oscura de mi alma.

25/02/2014.
Carmina.

15 comentarios:

  1. Que bello y triste a la vez, Carmina. Creo que a San Juan de la Cruz le habría gustado.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María José siempre me dices cosas preciosas. Es un lujo tu paso por los rincones del alma. Mil gracias.

      Eliminar
  2. Divino,y nunca mejor dicho... <3

    ResponderEliminar
  3. La vida es sufrimiento y placer.
    Ésta es la contradicción de la mente; la mente quiere ser cada vez más feliz; si eres consciente es posible ser feliz. La mente, además, quiere sufrir cada vez menos, pero esto sólo es posible si eres inconsciente.

    Estás en un dilema. Si no quieres dolor, automáticamente desaparece el placer de tu vida, desaparece la felicidad. Si quieres felicidad, abres el grifo y automáticamente empieza a fluir también el sufrimiento. Si eres consciente, tienes que ser consciente de ambas cosas.

    La vida es sufrimiento y placer. La vida es felicidad e infelicidad. La vida es día y noche, la vida es vida y muerte. Tienes que ser consciente de ambas.
    Un beso
    mariló
    #marilolopezgarrido

    Lo comparto del estado de Fernando Magdalena P.T.

    ResponderEliminar
  4. Carmen, gracias por invitarme , siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  5. Luminoso, precioso, un abrazo y un placer.

    ResponderEliminar
  6. Un texto precioso, con mucha hondura de sentimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Blas,es un doble halago viniendo de tí.

      Eliminar
  7. Tus escritos cumplen el primer requisito de la buena literatura: son verdad esencial. Y además están bien dichos. Un beso

    ResponderEliminar
  8. He paseado x ese camino varias veces en mi vida, y desde la experiencia q conoces y q cambió mi vida para siempre, siempre me siento caminando x una vereda paralela, entre un camino y el otro, sabes lo q se siente, lo q se vive. Es triste tu relato, pero tan real!!

    ResponderEliminar
  9. No hay muerte sin resurrección. Nuestro ego cuando ya sabe que ha perdido la "batalla" se funde en "su" creador y sólo queda el alma encarnada.

    ResponderEliminar
  10. Después de todo lo que te han dicho,que puedo decir yo??? Yo que soy una simple seguidora de las letras..
    Solo puedo decirte que escribes bello Carmina.

    ResponderEliminar